Más Nutridos

Artículos destacados

July

SeDREno study — prevalence of hospital malnutrition according to GLIM criteria, ten years after the PREDyCES study

El último gran estudio multicéntrico sobre desnutrición relacionada con la enferemdad (DRE) en España (estudio PREDyCES) mostró una prevalencia de desnutrición del 23,7%, según la herramienta Nutritional Risk Screening (NRS-2002). El principal objetivo del estudio SeDREno fue evaluar la prevalencia de desnutrición hospitalaria al ingreso, según criterios GLIM, diez años después.

Métodos: estudio observacional, transversal, multicéntrico en la práctica clínica estándar, realizado en 17 hospitales durante un período de cinco a siete días. Los pacientes fueron evaluados inicialmente con la Herramienta de detección universal de desnutrición (MUST) y luego evaluados con los criterios GLIM para el diagnóstico y la clasificación de gravedad. Resultados: se evaluaron 2.185 pacientes, 54,8% varones, edad media 67,1 (17,0) años (50,2% ≥ 70 años). Se observó desnutrición en el 29,7% de los pacientes según los criterios GLIM (12,5% grave, 17,2% moderada). En pacientes ≥ 70 años se observó desnutrición en el 34,8%. Las condiciones clínicas asociadas significativamente con una mayor prevalencia de desnutrición fueron disfagia (47,6%), deterioro cognitivo (43,4%), cáncer (39,1%), enfermedad gastrointestinal (37,7%), diabetes (34,8%) y enfermedad cardiovascular (33,4%). ). El análisis multivariado reveló que el género, el IMC, la diabetes, el cáncer, los trastornos gastrointestinales y la polifarmacia fueron los principales factores independientes asociados con la GRD. La desnutrición se asoció con un aumento en la duración de la estancia hospitalaria y la muerte (p <0,001).

Conclusiones: La DRE en pacientes ingresados ​​ha aumentado en España en los últimos 10 años en paralelo al envejecimiento de la población. En el estudio SeDREno, casi uno de cada tres pacientes está desnutrido. Una evaluación sistemática del estado nutricional permite la detección e implementación temprana de intervenciones nutricionales para lograr un mejor resultado clínico.

June

Measuring calf circumference: a practical tool to predict skeletal muscle mass via adjustment with BMI

La desnutrición y la sarcopenia son dos de los principales problemas que enfrentan los adultos mayores y los pacientes que padecen enfermedades agudas / crónicas importantes. La pérdida de masa de músculo esquelético (SMM) es un componente central en ambos (1, 2), y los médicos tienen una necesidad crítica de un medio para evaluar SMM. Si bien la tomografía computarizada, la resonancia magnética y la DXA son las técnicas de referencia, no siempre son prácticas, no son fáciles de transportar a los sitios de campo, son costosas, requieren apoyo técnico y algunas implican exposición a la radiación. Necesitamos medios más sencillos y prácticos para evaluar la SMM.

The prognostic impact of BIA-derived fat-free mass index in patients with cancer

La reducción de FFMI por BIA predijo de forma independiente la supervivencia y se asoció con una calidad de vida deteriorada. La composición corporal alterada siempre debe considerarse en todos los pacientes con cáncer como un criterio fenotípico adicional de mal pronóstico y el BIA ofrece la posibilidad de evaluaciones múltiples no invasivas al lado de la cama.

GLIM vs ESPEN criteria for the diagnosis of early malnutrition in oncological outpatients

La prevalencia de desnutrición encontrada en pacientes con cáncer es mayor utilizando los criterios GLIM en lugar de ESPEN. Esta disparidad puede explicarse, al menos en parte, por la dificultad de los criterios ESPEN para la desnutrición para diagnosticar a los pacientes con IMC o MM basales elevados. El uso de criterios con mayor sensibilidad, como los nuevos criterios GLIM, podría ayudar al diagnóstico precoz y, por tanto, a la intervención precoz en los pacientes oncológicos.

Clinical nutrition and human rights. An international position paper

El Grupo de Trabajo Internacional por el Derecho de los Pacientes a la Atención Nutricional presenta su documento de posición sobre la atención nutricional como un derecho humano intrínsecamente vinculado al derecho a la alimentación y el derecho a la salud. Todas las personas deben tener acceso a los alimentos y a la terapia nutricional médica basada en la evidencia, incluida la nutrición y la hidratación artificiales. En este sentido, los enfermos malnutridos hospitalizados deben tener acceso obligatorio a exámenes de detección, diagnóstico, evaluación nutricional, con una terapia nutricional óptima y oportuna para superar la morbilidad y mortalidad asociadas a la desnutrición, al tiempo que se reducen las tasas de desnutrición relacionada con la enfermedad. Este derecho no implica la obligación de alimentar a todos los pacientes en cualquier etapa de la vida y a cualquier costo. Por el contrario, este derecho implica, desde un punto de vista ético, que se debe tomar la mejor decisión para el paciente y esto puede incluir, en determinadas circunstancias, la decisión de no alimentarse. La aplicación del enfoque basado en los derechos humanos al campo de la nutrición clínica contribuirá a la construcción de un enfoque moral, político y legal del concepto de cuidado nutricional. Además, será la piedra angular de la justificación de los instrumentos políticos y legales en el campo de la nutrición clínica.